Fuente: Grupo de Trabajo Paz con Venezuela, 
en colaboración con Handsoffvenezula-NL, 
on handsoffvenezuela.nl 20 de Julio 2020 ~~~

Los EE.UU. est√°n aumentando su presencia militar alrededor de Venezuela. La banda de cambio de r√©gimen fan√°tico, dirigida por el criminal de guerra convicto Elliot Abrahms, no reh√ļye los medios para lograr su objetivo. Esta pandilla tiene a Stef Blok, el Ministro de Asuntos Exteriores holand√©s, en el bolsillo. Desde su nombramiento el 7 de marzo de 2018, ha participado activamente en todas las agresiones contra Venezuela, ya sean criminales o no, as√≠ como apoy√≥ lealmente el sabotaje y el golpe de Estado en Bolivia. La representaci√≥n del pueblo en el Parlamento holand√©s es d√©bil, dividida, posiblemente involucrada unilateralmente, y permite que todo suceda sin ninguna cr√≠tica o control. Hubo algunas preguntas del Partido Socialista (SP), que el Ministro Blok dej√≥ sin respuesta de una manera extremadamente frustrante.

Las antiguas islas coloniales ABC, Aruba, Bonaire y Curazao, donde el gobierno holand√©s todav√≠a determina la pol√≠tica exterior y militar, y donde la interferencia del Estado est√° a mano en m√°s √°reas, est√°n involucradas en la construcci√≥n de la guerra contra la antigua colonia espa√Īola Venezuela, que ha luchado libremente y determina su propia pol√≠tica independiente.

Las medidas coercitivas financieras y econ√≥micas (las llamadas sanciones), destinadas a sabotear la pol√≠tica del gobierno venezolano y permitir que el pueblo muera, tambi√©n han empeorado dr√°sticamente la situaci√≥n de muchos isle√Īos de ABC: La refiner√≠a de petr√≥leo de Isla, que proporcionaba ingresos a m√°s de 900 trabajadores, ha sido cerrada al terminar su contrato con la empresa estatal venezolana PDVSA; se ha prohibido todo comercio con la vecina Venezuela debido al embargo comercial -incluidas las frutas, verduras y pescado- y las visitas de Venezuela se han visto obstaculizadas por un nuevo requisito de visado.

Apenas se ha compensado este declive causado por las políticas neocoloniales; los políticos culpables afirman que la pandemia de la corona, y no sus políticas, causó los problemas. Esto puede aplicarse a los operadores y trabajadores de la industria turística, pero no fueron parte de las recientes protestas del 3 de julio.

La Agresión es cada vez más amenazante.

Las “sanciones” tienen un efecto bumer√°n: tras a√Īos de sabotaje econ√≥mico-financiero y una serie de intervenciones violentas, la motivaci√≥n del derecho a la soberan√≠a y la autodeterminaci√≥n est√° aumentando en todo el mundo. Las m√°s de 500 sanciones contra 39 pa√≠ses obligan a los pa√≠ses asediados y asediados a encontrar soluciones ingeniosas, como el desarrollo de la soberan√≠a alimentaria, el comercio alternativo y un sistema monetario, que es una amenaza directa al lucrativo statu quo de las potencias occidentales.

Por ejemplo, los buques cisterna y las flottillas de alimentos del Irán han roto recientemente el estrangulador embargo comercial, y Cuba, China, Rusia y muy recientemente Turquía están proporcionando a Venezuela los medios necesarios para sobrevivir a las sanciones y luchar contra la pandemia a nivel nacional.

Como reacci√≥n, el lenguaje de la pandilla del cambio de r√©gimen se vuelve m√°s agresivo, vemos a todas las instituciones internacionales subordinadas, los medios de comunicaci√≥n y las ONGs aumentando sus acusaciones infundadas, y la amenaza de guerra de los EE.UU. y la OTAN aumenta, con el despliegue de m√°s medios militares alrededor de Venezuela. Existe un riesgo real de bloqueo naval, provocaciones, incidentes de falsa bandera y un enfrentamiento militar abierto con Venezuela, en el que estar√°n involucrados los Pa√≠ses Bajos (las islas caribe√Īas ABC) y la OTAN (incluyendo a Colombia como el estado asociado m√°s joven).

Aviones y una brigada aérea en Curazao; patrullaje de buques de guerra en aguas territoriales; 800 fuerzas especiales en Colombia.

Supuestamente para detectar e interceptar envíos de drogas, la Fuerza Aérea de los EE.UU. vuela sofisticados aviones de reconocimiento desde la pista de aterrizaje de Curaçao, a través del sur del Mar Caribe y a lo largo de la costa venezolana, registrando todo lo que está en el aire, en el mar y a 200 km tierra adentro, moviéndose, transmitiendo y comunicándose de forma inalámbrica. El sabotaje digital y la interrupción de las comunicaciones, los radares, los sistemas de alerta y defensa también se preparan con los datos interceptados.

La flota de guerra de la Armada de los Estados Unidos patrulla la zona mar√≠tima contigua venezolana hasta 12 millas n√°uticas de la costa venezolana con destructores de misiles guiados, que con los datos estrat√©gicos de los dos aviones de reconocimiento y sus siete ca√Īones de largo alcance y cientos de misiles y torpedos podr√≠an destruir una cantidad inmensa, y por lo tanto representan una amenaza inmanente.

También supuestamente para combatir el tráfico de drogas, los paramilitares son entrenados por mercenarios en tres campos de entrenamiento colombianos, y en cinco bases militares el ejército colombiano es entrenado por ochocientas fuerzas especiales estadounidenses (SFAB). Colombia alberga diez bases militares estadounidenses y es socio de la OTAN desde mayo de 2017. Los entrenadores militares israelíes también están presentes en este país vecino de Venezuela.

En definitiva, se trata de una amplia amenaza, agresi√≥n e interferencia en la soberan√≠a de la Rep√ļblica Bolivariana de Venezuela. La motivaci√≥n oficial, la lucha contra los transportes de droga, carece de toda credibilidad; estos aviones, barcos, paracaidistas y unidades del ej√©rcito est√°n all√≠ exclusivamente para una toma de poder violenta, o “cambio de r√©gimen”, como en las guerras contra Irak, Libia, Siria. El uso de estos medios militares recuerda a la invasi√≥n y toma de posesi√≥n de Panam√° en 1989, y por lo tanto no tiene otro prop√≥sito, esta vez dirigido a Venezuela.

¬ŅQu√© pas√≥ para llegar a esto?

A finales de 2014, la sobreproducción de los EE.UU. y los saudíes obligará a bajar el precio del petróleo. Para Venezuela (Rusia, Brasil, Irán,…) esto ha llevado a una reducción significativa de los ingresos del Estado.

A partir de 2017, las medidas coercitivas financieras y económicas han sido establecidas por los EE.UU. y la UE en decretos y artículos de ley, que son aplicados fanáticamente a nivel internacional por todos los departamentos gubernamentales, socios y aliados, con el fin de sabotear la política del gobierno venezolano, destruir la economía de Venezuela y hacer la vida lo más difícil posible para sus habitantes.

El 20 de mayo de 2018, Maduro ganó las elecciones presidenciales, pero como estamos acostumbrados en el patio trasero de los EE.UU., esas elecciones fueron boicoteadas por los partidos que no pueden ganar. Posteriormente, estos partidos y los EE.UU. declararon inválidas las elecciones y crearon violencia, apoyados por los gobiernos occidentales, los periódicos, las ONG y la desacreditada empresa londinense SmartMatic, que una vez suministró las máquinas de votación. Es de la hoja de ruta de EE.UU. para el cambio de régimen.

El 4 de agosto de 2018, dos aviones teledirigidos cargados de bombas intentaron asesinar al Presidente Maduro durante un discurso frente a una gran multitud en Caracas. John Bolton (EE.UU.), el presidente Juan Manuel Santos (Colombia) y Julio Borges (oposición veneciana) parecían estar detrás del intento de asesinato. El control de los dos drones se interrumpió, causando que el ataque fallara.

Hubo tres intentos de golpe de Estado a partir de 2019, y tras el reconocimiento por parte de 50 países de la autodeclaración del líder golpista Juan Guaido como presidente interino en enero de 2019 (un delito diplomático de facto), los bienes y posesiones venezolanas en esos mismos países fueron bloqueados y confiscados porque supuestamente ya no había un gobierno reconocido por ellos.

Algunas acciones recientes de la banda de cambio de régimen, han acelerado la escalada:

El 26 de marzo, el Fiscal General de los Estados Unidos, William Barr, acusó a cinco dirigentes venezolanos de delitos de drogas, incluido el Presidente Maduro, exigió su extradición y les impuso primas de 10 a 15 millones de dólares. Una sorprendente repetición de los preparativos de la invasión de Panamá-1989, para la cual el mismo William Barr también fabricó la justificación legal en ese momento.
(También en el suministro de los Contras contra Nicaragua, William Barr jugó un papel directo como asesor principal de la aerolínea de la CIA Southern Air Transport. Más tarde, este William Barr se aseguraría de que el previamente condenado Elliot Abrahms escapara de la acusación. Así es como los miembros de la banda se ayudan entre sí).

El 1 de abril, Trump anuncia que los barcos de la marina americana patrullar√°n el Mar Caribe. Debido a las protestas del personal naval sobre su vulnerabilidad a la infecci√≥n por coronavirus, el Southcom aparentemente pospuso esto por un mes, pero despu√©s de una ‘reuni√≥n de coronavirus’ extra con la cumbre de la OTAN, cuatro grandes buques de guerra de pa√≠ses de Europa Occidental de la OTAN parten hacia la regi√≥n amenazada de asedio: de Francia (3 de abril) de Inglaterra (4 de abril) y dos de los Pa√≠ses Bajos (3 y 13 de abril respectivamente).

El 3 y 4 de mayo, al menos 90 mercenarios llevaron a cabo una invasi√≥n por mar y tierra. Seg√ļn el contrato con el contratista paramilitar Silvercorp, firmado por Juan Guaid√≥ entre otros, quien les prometi√≥ un pago de 212 millones de d√≥lares (robados al Estado venezolano), crear√≠an el caos, asesinar√≠an o encarcelar√≠an a los l√≠deres del gobierno, desmantelar√≠an todas las instituciones incluyendo el ej√©rcito, la polic√≠a y las milicias populares, crear√≠an una nueva organizaci√≥n estatal incluyendo el ej√©rcito y los servicios de seguridad, disolver√≠an los colectivos y destruir√≠an cualquier oposici√≥n. La acci√≥n fue preparada en la embajada espa√Īola en Caracas, donde Leopoldo L√≥pez jr. se encuentra desde que huy√≥ de su arresto domiciliario, y fue facilitada y prefinanciada por el alto criminal de drogas Elkin L√≥pez, alias ‘Doble Rueda’ del cartel de Los Pachencas en Colombia. Poco antes de este violento intento de invasi√≥n desde Colombia, con escala en Aruba, el Ministro Blok estuvo presente en las islas ABC. No est√° claro si estaba al tanto de la invasi√≥n, y si ten√≠a una posici√≥n en ella.

Del 24 de mayo al 1 de junio, llega una flotilla de un buque cisterna iran√≠ que rompe el bloqueo mar√≠timo con el suministro de gasolina y medios de producci√≥n. Los barcos de guerra holandeses Sr. Ms. Zeeland y Sr. Ms. Karel Doorman est√°n presentes de forma conspicua. Este √ļltimo emiti√≥ su localizaci√≥n se√Īalando por razones poco claras, lo que era particularmente amenazante para los barcos de la flotilla. Poco despu√©s, el mando del Karel Doorman anunci√≥ que el barco y la tripulaci√≥n volver√≠an pronto a los Pa√≠ses Bajos, y la Sra. Groningen en den Helder se prepar√≥ para salir a la regi√≥n asediada.

A partir del 10 de junio, cuando el m√°ximo juez de Venezuela destituye a una dirigencia saboteadora del consejo electoral y a dos partidos de la oposici√≥n de extrema derecha y restituye a sus predecesores de probada integridad, los opositores de la Rep√ļblica Bolivariana declaran nulas las elecciones parlamentarias previstas para el 6 de diciembre. Los EE.UU., la UE, la OEA, el LIMA y el G4 est√°n trabajando deliberadamente hacia una escalada. Creando un caos alrededor de las elecciones, se intentar√° de nuevo hundir el pa√≠s en una guerra civil. Esta conocida hoja de ruta ha sido implementada muchas veces por los Estados Unidos. Las ONG que prestan servicios como WOLA, Amnist√≠a Internacional, Human Right Watch y el Foro Penal desempe√Īan un papel importante en esto, ya que sus informes unilaterales, no subordinados y a veces imaginativos son aceptados como norma por las instituciones internacionales.

El 13 de junio, Alex Saab fue detenido por la Interpol durante una escala en las islas del archipi√©lago de Cabo Verde. Como diplom√°tico venezolano, est√° a cargo del suministro de CLAP, el programa de alimentaci√≥n social venezolano que provee de alimentos b√°sicos a m√°s del 60% de los hogares. Su √ļltima misi√≥n se refer√≠a a las negociaciones para el suministro de alimentos iran√≠es y una cadena de supermercados, que culminaron con la primera Flotilla de alimentos el 20 de junio.

El 19 de junio, el comunicado de prensa del Comando Sur distribuido selectivamente apareci√≥ en los peri√≥dicos del Caribe, anunciando el despliegue en Curazao de 4 aeronaves y personal militar: un AWACS, un JSTAR, dos estratotanques y 200 militares. A pesar de que el comunicado de prensa s√≥lo contiene doble lenguaje orwelliano, es decir, enga√Īo y falsedades de los hechos, adem√°s de este anuncio, no ha movido a estas selectas “fuentes de noticias” caribe√Īas a dedicarle una carta comentario.

En esta declaraci√≥n de prensa se afirma que ser√°: “para desbaratar y derrotar a los delincuentes transnacionales y las organizaciones que trafican con estupefacientes il√≠citos en la regi√≥n”. Sin embargo, desde el 26 de marzo, cuando el Fiscal General William Barr acus√≥ a cinco l√≠deres venezolanos de delitos relacionados con las drogas, hay que tener en cuenta que esto significa, de hecho, ‘perturbar y derrotar’ al gobierno venezolano por la fuerza. El encarcelamiento de los jefes de gobierno venezolanos y la toma de control o el redespliegue del estado venezolano parece ser la verdadera intenci√≥n, como qued√≥ claro en la revelaci√≥n del contrato con el contratista mercenario de Silvercorp.

El 23 de junio, cuatro d√≠as despu√©s de la publicaci√≥n del comunicado de prensa del Comando Sur en los peri√≥dicos del Caribe, el Ministro Blok inform√≥ a la Segunda Sala por carta, “tambi√©n en nombre de su colega de defensa”, de una aprobaci√≥n que √©l y otros tres miembros del gobierno habr√≠an firmado para el uso de la base del FOL de la Fuerza A√©rea de los Estados Unidos en Curazao para esta nueva acci√≥n militar. La carta de Blok sugiere que se trata de una “cooperaci√≥n en la lucha contra las drogas desde el aire”, y que por lo tanto “de acuerdo con el tratado con los Pa√≠ses Bajos, los EE.UU. no tienen que pedir permiso de antemano para estas u otras expansiones”. El texto de su carta es multi-interpretable; volveremos a √©l m√°s adelante en la parte 2.

Sin embargo, en la regi√≥n occidental, donde se transporta el 93% de toda la coca√≠na desde Colombia, el Ecuador y el Per√ļ, nunca se han realizado esos vuelos de reconocimiento. Adem√°s, el despliegue de los dos estratotanques no ser√° en apoyo de los dos aviones de reconocimiento, ya que tienen suficiente combustible a bordo para volar de ida y vuelta a lo largo de la costa venezolana desde la base de Curazao. Por otro lado, estos estratotanques son una instalaci√≥n absolutamente necesaria para cualquier despliegue adicional de aviones de combate de los EE.UU., Puerto Rico o Costa Rica.

Las aeronaves de reconocimiento que vigilan continuamente el espacio a√©reo venezolano, la zona mar√≠tima territorial y la franja costera densamente poblada, as√≠ como los aviones estratosf√©ricos que pueden alimentar un ataque a√©reo, pueden considerarse ciertamente como acciones previas a la guerra y una amenaza inmanente. La segunda c√°mara est√° seriamente enga√Īada aqu√≠; la relaci√≥n con la lucha contra las drogas es cualquier cosa menos cre√≠ble, como resultado de lo cual el uso de las bases del FOL de la USAF en Curazao queda fuera del mencionado “tratado con los Pa√≠ses Bajos”, y se deber√≠a haber pedido “permiso previo”. Dado que puede interpretarse como (el comienzo de) actos de guerra, el Parlamento tambi√©n deber√≠a haber dado su consentimiento previo.

La banda de cambio de r√©gimen criminal quiere la rendici√≥n de Venezuela; un gobierno respetuoso de la ley; una limpieza represiva anti-chavista; el robo de petr√≥leo, oro y otros minerales; y la implementaci√≥n de una pol√≠tica neoliberal. Un golpe de Estado o una rendici√≥n despu√©s de una guerra feroz, que ellos propugnan, ser√° mucho m√°s violento que el de, por ejemplo, Chile en 1973, porque se enfrentar√° de forma asesina y represiva a 20 a√Īos de pol√≠tica de chavismo social, que est√° anclada en una gran mayor√≠a de la poblaci√≥n. La representaci√≥n del pueblo en la C√°mara tiene algo que explicar, si est√° de acuerdo con el apoyo de las islas ABC, o pretende no poder influir en √©l.


Nota: Esta serie de art√≠culos es una actualizaci√≥n y elaboraci√≥n de un art√≠culo anterior publicado el 1 de julio. En la segunda parte destacaremos las mentiras y enga√Īos que tuvieron que persuadir a los pueblos de los Pa√≠ses Bajos y Europa, y a sus representantes en los Parlamentos, para que aceptaran esta m√°xima agresi√≥n contra la Rep√ļblica Bolivariana de Venezuela.